Mira La Increíble Manera En La Que Puedes Teñir Tu Cabello Sin Usar Químicos – Para 4 Tipos De Cabello

Belleza 32 Visitas

En esta ocasión te vamos a ayudar con unas alternativas muy buenas, que te ayudarán a teñir tus cabellos, sin tener que dañar tus cabellos como lo hacen muchos productos que venden en el mercado. la preparación de estos métodos son muy fáciles.

Así que basta de exponer mas tus cabellos a los fuertes ingredientes químicos, si deseas teñir tus cabellos de manera segura y rápida, no dudes en seguir estos pasos, este método es para 4 tipos de cabello.

A continuación te dejaremos los pasos que debes de seguir. Recuerda para que estos métodos pueda trabajar perfectamente, no debes de invertir ingredientes extras en el momento de la preparación.

Jugo de Betarraga (Remolacha, Betabel) o de Zanahoria para el Cabello Rojo:

Si quieres agregar un color rojizo a tus hebras de cabello, entonces debes usar betarragas o zanahorias. Todo lo que necesitas es:

Jugo de Betarraga o de Zanahoria

Aceite de Coco batido
Mezcla ambos ingredientes y aplica la pasta resultante a fondo sobre tu cabello. Luego cubre con una envoltura plástica y déjala por 60 minutos. Finalmente lava usando tu shampoo y acondicionador como de costumbre.

Manzanilla Para el Cabello Rubio:

  • 8 Cucharadas de Flores Secas de Manzanilla
  • 300 ml de Agua
  • Jugo de Limón

Vierte los 300 ml de agua caliente sobre las flores secas de manzanilla. Calienta por 15 minutos y luego filtra. Agrega el jugo de medio limón.

Aplica la mezcla sobre el cabello, péinalo y deja secar. Secar el cabello al sol te dará mejores resultados. Luego lava tu pelo muy bien con shampoo.

Cáscaras de Nuez Para el Cabello Castaño:

Aplasta las nueces y hierve las cáscaras en una olla con agua por unos 30 minutos. Después de enfriar, empapa tu cabello con la mezcla por unos 20 minutos, dependiendo del matiz que quieras. Asegúrate de no frotar demasiado el cuero cabelludo.

Cáscaras de Cebolla Para el Cabello Gris:

Agrega medio vaso de cáscaras de cebolla a un vaso lleno de agua recién hervida. Deja por 20 minutos. Asegúrate de tener algo con que cubrir, para que el calor no se escape.

Separa el líquido de las cáscaras usando gasa. Agrega 2 cucharaditas de glicerina al líquido. Frota la mezcla en tu cabello cada día, hasta que obtengas los resultados deseados. Después de aplicar sobre el cabello, puedes lavarlo como de costumbre y dejar secar naturalmente.

Compartir

Comentarios